ReflejArte, testimonio de una profesora de Uruguay... 

Trabajando con la propuesta de "Zapatos, huellas: elementos mágicos para buscar ilusiones".
Disponible para la Red ER en el apartado de recursos educativos. 

"Los niños pudieron expriementar distintas emociones y permitirse participar a pleno de la actividad. Han trabajado de forma exitosa conectando con la actividad desde el primer momento. En clase de arte han estado siempre en un proceso sensibilización permanente. Desde que empezó Educación Responsable esto se vio potenciado. A través de las lupas inicialmente pudieron experimentar el cómo reconocer las emociones y sentirlas en su total magnitud, poder ver más allá de nosotros mismos y en el otro. Con el retrato pudieron empatizar para mirar al otro, buscarse en ellos mismos los recursos para ver en el otro más allá de lo que se ve a simple vista. Finalmente la tarea de construir el zapato pudo potenciar este proceso, basándose en esas actividades anteriores y teniendo como hilo conductor el mirarse para adentro para luego poder mirar al afuera y ver qué mirar, cada uno con su cristal y su "lupa". También sensibilizó la capacidad de entrega y en acciones tan importantes para nosotros los docentes como es la capacidad de dar y no sólo recibir, en este caso más desde el plano emocional y construir el valor de la solidaridad, tan esencial para la vida en comunidad. Pudieron experimentar el "dar" con alegría y ocupándose de que el otro lo recibiera de igual forma.

Como docente en esta actividad pude descubrir facetas de los niños que se conocen entre ellos, lo cual fue una riqueza en el conocimiento a nivel de las interacciones y de las miradas de unos sobre otros, que llenaron mi mirada de cada uno de los niños. Hubo un desarrollo de habilidades en relación a la autoafirmación, por ejemplo, manifestando inicialmente que ellos no eran artistas y no iban a "poder" realizar con acierto la propuesta, para luego darse cuenta de que el proceso era lo relevante por sobre la producción final; manejaron la tomas de decisiones frente a su conocimiento del otro y la interpretación que debieron realizar, y manifestaron las interacciones en el cuidado estético y en el deseo del bienestar del otro por sobre el de la producción en sí misma. Debieron manejar la toma de decisiones en colores, texturas, percepciones, ideas, pensamientos y eligieron en base a sus criterios del conocimiento y deseo hacia el otro. También a la hora de exponer las producciones hubo un pienso para ver cómo, de qué manera querían presentarlo para que sea observado y contemplado en todos los ángulos que la producción permitía y para que cada detalle fuera apreciado.

Fue un proceso de enriquecimiento para mí y los niños tanto a nivel artístico como humano, conociéndonos un poco más en cada paso del camino.
Como docente me sentí apoyada por la institución y por mi coordinadora y mantengo mi postura de que este programa vino a sumar en el camino que transito como docente y se ve reflejado en él". 

Judith Grobert

Escuela Yavne, Montevideo (Uruguay).