El CEIP Salgado Torres de A Coruña, Galicia, nos cuenta cómo ha sido su ReflejArte 2017/18

Este curso ReflejArte se inspiró en el trabajo de la artista Julie Mehretu con su exposición en el Centro Botín titulada “Una historia universal de todo y nada”.

Con este recurso perseguimos que el alumnado desarrolle en tres pasos sencillos la capacidad de acercarse al arte y beneficiarse emocionalmente de esta relación.

Julie Mehretu usa la pintura como un medio para hablarnos desde el presente, y de cómo la historia, la memoria y el legado del pasado nos siguen influyendo en la vida contemporánea.

El primer paso fue investigar sobre nuestro pasado a través de un elemento heredado. Los alumnos de tercero y cuarto de primaria han traído objetos heredados que han pasado de generación en generación, una oportunidad excelente para que los niños hablen con sus familiares y conozcan un pedacito de sus pasados.

La experiencia resultó muy interesante pues compartieron con sus compañeros/as objetos muy significativos y de gran valor emocional  para ellos porque los vincula con sus seres queridos y el propio proceso de identificación: joyas, llaves, máquinas, herramientas,…


Las emociones que más se compartieron fueron la alegría y la tristeza o añoranza de algunos de sus familiares ausentes.

El segundo paso fue realizar una visita virtual al museo de la Fundación Botín para ver y analizar la obra de Julie Merethu,prestando especial atención a los temas de los que nos habla la artista así como los diferentes elementos y técnicas que caracterizan su trabajo.

Después de consultar la biografía de la artista, fundamental para poder comprender su obra, observamos sus pinturas de grandes dimensiones en las que superpone capas de acontecimientos históricos, recuerdos, sensaciones y experiencias vitales con la finalidad de mostrar el valor la vida humana en un contexto convulso en el que los desastres naturales, los conflictos armados y la discriminación social empujan a millones de personas a desplazarse, migrar y arriesgar sus vidas.

En general, quedaron muy impresionados, porque muchos no conocían el museo y además nunca habían realizado una visita de esta forma, y la exposición les gustó mucho. Su conclusión fue que la artista crea obras muy grandes, llenas de líneas, formas geométricas, manchas… para transmitirnos emociones y mostrarnos su preocupación por la evolución de la vida en distintos lugares.

El tercer paso consistió en realizar una obra artística original y única de forma colaborativa, utilizando todo lo reflexionado y aprendido hasta el momento.

Todos los alumnos/as, de tercero y cuarto de Ed. Primaria, participaron en cada uno de los procesos: generación de ideas, debate, creación plástica… poniendo en práctica las habilidades emocionales (identificación y expresión emocional, empatía),  sociales (habilidades de interacción, autoafirmación y oposición asertiva) así como la creatividad.

En las imágenes se puede ver lo interesados e ilusionados que trabajaron. Compartieron buenas emociones y disfrutaron mucho durante la realización de este proyecto.

 


Los alumnos/as  se han reflejado en el lugar que habitan, el barrio, y en las emociones que experimentan en su vida diaria. Las obras muestran la diversidad que deberíamos aceptar como algo que nos enriquece y nos aporta distintos puntos de vista de nuestro entorno.

Al finalizar, sus trabajos fueron expuestos en una pared del centro para que toda la Comunidad Escolar pudiera observarlos.

 

3º y 4º Educación Primaria

CEIP Salgado Torres, A Coruña, Galicia.