CUATRO COLEGIOS DE LA CORPORACIÓN MUNICIPAL DE PANGUIPULLI CULMINARON SU PRIMER AÑO DE TRABAJO CON EL PROGRAMA “EDUCACIÓN RESPONSABLE” DE LA FUNDACIÓN BOTÍN DE ESPAÑA

Con la participación de estudiantes y profesores de cuatro unidades educativas la Corporación Municipal de Panguipulli culminó su primer año de trabajo con el Programa de Educación Responsable de la Fundación Botín de España.

Los primeros resultados de esa gran alianza educacional se han materializado con la Muestra Plástica ReflejArte, la cual está disponible en la Sala de Exposiciones de La Casona Cultural de Panguipulli.

ReflejArte es un recurso educativo del Programa de Educación Responsable, por lo que hoy en Panguipulli se ha generado un espacio que busca potenciar la creatividad y las expresiones que hay en cada uno de los niños de las escuelas Tierra de Esperanza de Neltume y La Rinconada de Choshuenco. Más los colegios urbanos Claudio Arrau León y Centro Educativo Fernando Santiván.

En la ceremonia de presentación de la exposición se conoció el testimonio de la artista Loreto Martínez Andaur, Profesora del Centro Educativo Fernando Santiván, quien aseguró que “este programa fue muy desafiante, pero nuestros profesores se reunieron con los apoderados, en las aulas se trabajó desde las emociones, y lo más importante es que nuestros estudiantes cumplieron con el Programa de Educación Responsable, ese concepto se acuñó bastante en cada trabajo y lo más significativo es que se trabajó en equipo. Fue bonito para nosotros el poder hacer que surjan emociones en cada uno de nuestros niños, y eso llevarlo a la práctica en una obra plástica”.

REACCIONES

 

Jan Medina Palma - Profesora Teresa Parra Barriga - Benjamín Araneda Troncoso - Diego Vásquez Gacitúa.

Teresa Parra Barriga, profesora de la Escuela Tierra de Esperanza de Neltume: “Ha sido un programa muy bueno, porque los niños han tenido cambios buenos; más libertad de acción, y a la vez ellos se expresan sobre su ambiente donde viven y lo muestran a la comunidad”.

“Los alumnos están trabajando en forma libre, les gusta lo que es la técnica panel, les gusta pintar y les gusta dibujar”, afirmó la profesora.

Teresa Barriga añade que “para mi esta nueva forma de enseñar ha sido algo valioso, porque Ahí nos están enseñando otras estrategias de cómo enseñarle a nuestros alumnos con nuevos métodos. Hoy ya no estamos tan estructurados y encuadrados, se nos da más libertad y estamos aprendiendo cosas nuevas. Ha sido proceso nuevo y bonito. La escuela Tierra de Esperanza está abierta a todo lo nuevo y no nos quedamos en el pasado”, concluyó.  

 

Sergio Irarrázaval Fernández, Gerente de la Corporación de Adelanto Amigos de Panguipulli.

Po su parte, Sergio Irarrázaval Fernández, Gerente de la Corporación de Adelanto Amigos de Panguipulli, manifestó que “estamos felices porque vamos viendo que se cumple nuestro sueño de instalar esta nueva forma de educar. Agradecidos de los profesores que se involucraron  mucho”.

“El Programa de Educación Responsable de la Fundación Botín está aquí para ayudar a los niños de Panguipulli. Ahora, esta iniciativa no ha estado exenta de dificultades, pero la fuerza de los profesores ha sido más fuerte en cuanto a la mejor disposición por aprender esta nueva forma de enseñar. Por la disposición que han tenido por aceptar estas ideas nuevas y tomarlas como suyas. Los tiempos modernos exigen nuevas formas para educar, explotar bien las habilidades blandas, un buen desarrollo de las relaciones personales, ya que no basta con saber matemáticas o las ciencias, sino que  hay que buscar métodos para lograr éxitos en la educación de todos nuestros niños”, aseguró Irarrázaval.

 

Claudia Díaz Lavado - Florentina Godoy Araneda - Eduardo Amolef Delgado.

En tanto el Jefe Técnico del Área Educación de la Corporación Municipal de Panguipulli, profesor Eduardo Amole Delgado, manifestó que “el Programa de Educación Responsable, intenta que la normal sala de clases se transforme en un punto de aprendizaje, no tan solo en lo cognitivo, sino que también involucre el desarrollo emocional; que alumnos jueguen, aprendan, que se inserten en el aprendizaje a través de procesos de enseñanza lúdica. Que  los alumnos sientan que son atendidas sus necesidades como niños, como personas que están en un proceso de formación. Nuestros profesores lo han entendido así, y este año hemos cerrado la primera etapa de Reflejarte, que es un programa de desarrollo de las emociones a través del arte. Son cuatro establecimientos de la comuna que están presentando su trabajo. El año 2018 deseamos ampliar la cobertura de este magnífico programa educacional”.

“Están en este proceso la Escuela Claudio Arrau León, el Centro Educativo Fernando Santiván, la Escuela Tierra de Esperanza de Neltume y la Escuela La Rinconada de Choshuenco, con ello estamos abarcando inicialmente unos ochocientos estudiantes. Con ellos vamos transitando hacia una nueva forma de enseñanza, y el otro año esperamos ingresar  dos colegios más del plano urbano y del mundo rural”, adelantó Amolef.

Amolef también confirmó que “este es el resultado del primer paso que hemos dado. Ha sido difícil porque es un trabajo paralelo a lo que habitualmente realizan los profesores, con un incesante monitoreo a través de Internet con videoconferencias. Son veinticinco profesores de los cuatro colegios, un coordinador en cada uno de ellos, con directores muy involucrados en el trabajo y con recursos involucrados de la Fundación Botín de España”.

Por último el directivo agradeció “a la Corporación de Adelanto Amigos de Panguipulli por haber creado el nexo para trabajar con nuestra entidad, recordar que Panguipulli es la única comuna en Chile donde está presente la Fundación Botín, y en Sudamérica el segundo programa se ejerce en Uruguay”, concluyó Eduardo Amolef.

Corporación de Adelanto Amigos de Panguipulli