La osadía de participar en Educación Responsable

Cuando al inicio del curso 2015/16 nos propusieron desde la Consejería de Educación de Castilla y León que fuéramos coordinadores del programa en nuestro centro y formar parte de la Red de Centros de Educación Responsable de la Fundación Botín, leímos detenidamente el objetivo del programa y dijimos: ¡adelante!

No os ocultamos que somos algo "osados" y cuando nos proponen experiencias que intuimos pueden suponer una mejor atención a nuestros alumnos, un crecimiento profesional y personal, mejorando nuestra práctica educativa, enseguida queremos formar parte activa.

Después de pasar una agradable mañana de formación en el mes de septiembre de 2015 con Adriana Yepez volvimos al colegio decididos a informar a todo el Claustro de profesores y Consejo Escolar de las posibilidades que nos ofrecía formar parte de este red de Centros. Formamos un equipo de trabajo de seis profesores para ir iniciando "poco a poco" en el AÑO I los diferentes recursos, familiarizarnos con la plataforma, la formación “online”, la participación en los foros… buscando qué actividades y en qué momentos era conveniente llevarlas a cabo.

El curso pasado todo era "novedad" y al mismo tiempo fue un estupendo pretexto para reflexionar juntos sobre como abordábamos las distintas emociones que surgen en el aula de una forma más sistemática a cómo ya lo veníamos haciendo; incluso en cómo gestionábamos nuestras propias emociones centrándonos en el desarrollo afectivo, donde recibimos una formación más específica.

Los meses del curso fueron pasando y cada vez que había un momento significativo siempre veíamos la relación con nuestro Programa de Educación Responsable, así fue como decoramos las puertas de todas las aulas, los alumnos decidieron la forma "emocionante" con que querían dar la bienvenida a quien entrara en su clase para que se sintiera acogido mediante creaciones plásticas; leímos con emoción en Infantil y Primaria, participamos en exposiciones virtuales por primera vez… y casi sin darnos cuenta "El Coro de las emociones" nos sorprendió a todos con su actuación en el festival final de curso.

Al inicio de este curso en nuestro AÑO II nos encontramos con la estupenda acogida por parte de los compañeros y ante la demanda de participación de los profesores y siempre con el apoyo incondicional del Equipo Directivo, decidimos "lanzarnos" y no solo hemos doblado el número de profesores como era nuestro objetivo inicial sino que actualmente estamos implicados 21 profesores, haciendo de este nuestro personal programa de educación emocional ahora con más autonomía.

Durante el primer trimestre centramos nuestros esfuerzos en el recurso de Reflejarte la exposición de Joan Jonas nos brindaba la oportunidad de no solo expresarnos con una actividad plástica sino también el reto de una "performance" final donde los alumnos nos han hecho partícipes de la importancia del cuidado del medio ambiente para nuestra propia supervivencia. Podéis encontrar nuestro vídeo en la exposición virtual de la Red de Centros.

Las compañeras que el curso anterior desarrollaron el Banco de Herramientas tanto en Infantil como en Primaria rápidamente contaron a las nuevas profesoras implicadas este curso como iniciar el recurso desarrollándolo con gran creatividad adaptándolo cada una a la particularidad de su tutoría.

En el momento de escribir estas líneas, estamos incorporando al programa a los alumnos de prácticas que están en el centro de forma activa, disfrazándose de liebres para presentar a los alumnos de 1º de Educación Primaria el cuento de "Adivina cuanto te quiero" dentro del recurso de Literatura, Emociones y Creatividad; al tiempo que los alumnos de 3º de Educación Primaria han compartido con sus familias la lectura de "Esto que ves es el mar" y que los alumnos de Educación Infantil han puesto en marcha sus “Emociómetros” de la mano del "Mago de la palabra" para el recurso de Lectura y Emociones.

En definitiva, están siendo dos cursos en los que nosotros como coordinadores nos sentimos muy orgullosos de la Comunidad Educativa de nuestro colegio, de los alumnos que nos transmiten su ilusión, de unos profesores que han sabido integrar las actividades del Programa dentro del currículo y su quehacer diario y de unos padres que aprecian nuestro trabajo y comparten con sus hijos momentos de lectura en el hogar con diferentes cuentos de educación emocional que las tutoras les van indicando.

Además, tenemos la sensación de formar parte de algo más grande que traspasa las fronteras de nuestro colegio, localidad, comunidad como pudimos comprobar en la Jornada de intercambio de buenas prácticas de Educación Responsable con el Centro Concertado Nuestra Señora del Carmen el pasado mes de enero donde con gran generosidad nos abrieron las puertas de su centro y compartimos su puesta en práctica de los recursos, así como la riqueza de poder participar en la I y II Reunión de Red de Centros de Educación Responsable donde de forma mágica a la misma hora estamos un montón de colegios compartiendo un mismo objetivo contribuir al desarrollo emocional, social y de la creatividad.

Henar Rodríguez Rico y Adolfo Román Sardón

Coordinadores Educación Responsable en el CEIP Gonzalo de Berceo de Valladolid (Castilla y León)

Sigue toda su actividad en twitter