Los docentes habéis tenido que trabajar a contrarreloj por el cierre de las aulas y enfrentaros a un montón de interrogantes en esta situación de confinamiento... ¿Qué nuevos retos personales y metodológicos has afrontado en esta etapa de enseñanza a distancia?

 Desde un primero momento, se intenta que el niño sea el artífice de su aprendizaje, pero siemrpe teniendo en cuenta las dificultades de acceso que tenemos para llegar a muchas familias.

Por ello, la metodología usada es trabajar y aprender de los actos cotidianos que los niños realizan día a día en sus casas, así como en propuestas de “pequeños retos” que pueden consiguir de forma autónoma o con breve ayuda familiar.

Cuéntanos alguna/s iniciativa/s creativa/s que has tenido que poner en marcha.

Una de las iniciativas creativas es invitar a los niños a implicarse en su aprendizaje y a tomar decisiones, al igual que lo hacemos en el colegio, pero ayudado por sus familias. Por ejemplo, trabajar la expresión escrita proponiendo a sus compañeros ideas de actividades a realizar para que los días de cuarentena sean más divertidos.

También se proponen actividades en las que, aún estando separados de sus compañeros puedan compartir experiencias y aprendizajes: elaboración de murales sobre la clasificiación de animales, líneas del tiempo, árboles genealógicos… Todo esto una vez realizado se sube al blog del curso.

 

Esta situación inédita a nivel social nos ha demandado poner en juego lo que somos. ¿Qué aspectos emocionales del alumnado te han llamado más la atención? 

Lo que más me ha llamado la atención es la fortaleza que presentan los alumnos así como la voluntad de seguir adelante con el proyecto iniciado en el aula.

Abriendo miras hacia la comunidad educativa, ¿cómo está siendo el papel de la familia? 

La familia tiene un papel muy complicado, porque además de realizar las actividades propias de familia, tienen que ejercer otro tipo de roles que no les corresponden, y que en muchos momentos saturan.

 

Coméntanos alguna ventaja de esta situación excepcional que favorezca el proceso de aprendizaje y crecimiento personal del alumnado, de las familias y en ti mismo como docente. 

Para los niños me parece un ejercicio de autonomía y responsabilidad increíble, a veces con demasiada exigencia.

En lo que confiere a las familias me parece un momento estupendo en el que descubrir la importancia de apoyar a los niños en sus tareas, así como de valorar los pequeños avances que realizan.

Para mí, como maestra, supone intentar adaptarme a un reto constante en el que valorar e intentar proponer tareas productivas que se adapten al contexto, que sean significativas  y que se adapten a las diferentes necesidades del aula.

 

El programa Educación Responsable trabaja el desarrollo emocional, social y creativo.  ¿Crees que estos aspectos están contribuyendo para afrontar la situación? ¿De qué manera? ¿Nos puedes dar algún ejemplo que haya sido evidente desde que empezamos el confinamiento?

En parte sí, ya que creo que del esfuerzo de intentar formar alumnos fuertes emocionalmente, de enseñarles a identificar y tener muy en cuenta sus emociones y las de los demás, han podido adaptarse y sacar partido a la situación, en muchos momentos incluso ayudando ellos a sus propias familias.

Todas las familias, mediante el contacto directo que tenemos con ellas, nos explican lo bien que llevan los niños el confinamiento en comparación con los adultos.

 

Habitualmente en clase, la planificación y la improvisación juegan un papel clave. Si tuvieras que recomendar a alguien cómo vivir una situación tan desafiante a nivel profesional en el futuro... ¿qué le recomendarías? ¡Envíale un mensaje de apoyo! 

Le recomendaría no agobiarse con las tareas pendientes, ni con los libros o ejercicios que faltan por hacer. En estas ocasiones debemos ser más “prácticos” y buscar tareas que hay que hacer en casa, y que suponen además de un aprendizaje para el niño, un crecimiento personal impresionante.

 

Ahora nos gustaría que, para finalizar, formularas una pregunta a un docente de la Red de Centros ER. ¿Qué le preguntarías?

¿Crees que está bien centrarse en el currículo únicamente a la hora de programar actividades durante la cuarentena?