Los docentes habéis tenido que trabajar a contrarreloj por el cierre de las aulas y enfrentaros a un montón de interrogantes en esta situación de confinamiento... ¿Qué nuevos retos personales y metodológicos has afrontado en esta etapa de enseñanza a distancia?

Básicamente el teletrabajo con los alumnos a distancia, en mi caso como mis alumnos no disponían de ordenador, trabajamos todo a través de whatasapp. yo les subo cada lunes las tareas de esa semana, los jueves me envían algunas de esas actividades por foto y los viernes les mando las correcciones para que ellos mismos puedan comprobar sus errores.

Cuéntanos alguna/s iniciativa/s creativa/s que has tenido que poner en marcha.

Les propuse que me mandasen semanalmente fotos o vídeos sobre diversas tareas que les mandaba, experimentos, manualidades, retos, recetas, y diversos proyectos que tenían que llevar a cabo.

 

Esta situación inédita a nivel social nos ha demandado poner en juego lo que somos. ¿Qué aspectos emocionales del alumnado te han llamado más la atención? 

En primer lugar la entereza con la que sobrellevan esta situación, son los verdaderos campeones de todo esto, y por otro lado que hayan respondido tan bien a la nueva forma de trabajar en distancia, a pesar de la falta de recursos y de la situación personal de cada uno de ellos.. 

Abriendo miras hacia la comunidad educativa, ¿cómo está siendo el papel de la familia? 

La familia tiene un papel muy importante en todo este proceso, parto de la base de que cada familia tiene una situación personal diferente y que no para todos es fácil y posible ayudar a sus hijos en las tareas del colegio. Incluso dentro de las mejores circunstancias personales creo que está siendo un reto bastante difícil  para todos. 

 

Coméntanos alguna ventaja de esta situación excepcional que favorezca el proceso de aprendizaje y crecimiento personal del alumnado, de las familias y en ti mismo como docente. 

En cuanto a los alumnos vivir esta experiencia a pesar de ser dramática por tantos días de encierro, por no poder ver a los familiares ni estar con sus amigos en el colegio, esto les está aportando pasar más tiempo con sus padres, ya que en algunas ocasiones se ven poco por causa del cole y del trabajo, también hacen más cosas en familia, cocinar, manualidades, ver la tele, leer, en definitiva, comparten muchos más momentos juntos.

En cuanto a las familias, un poco lo que comenté ahora, pasar más tiempo con sus hijos a pesar de que es duro estar tantas horas encerrados, porque además los niños se vuelven más rebeldes y en el caso de los deberes con los padres protestan más para hacerlos que en el colegio.

En mi caso como docente, en un principio fue duro empezar porque todo era desconocido, llegar a los alumnos es difícil, algunos contestan y otros no y eso es desesperanzador, además a pesar de ofrecerles muchas alternativas para que entiendan los contenidos, siempre queda la duda de si lo estás haciendo bien, no obstante esto ha sido un gran aprendizaje para todos.

 

El programa Educación Responsable trabaja el desarrollo emocional, social y creativo.  ¿Crees que estos aspectos están contribuyendo para afrontar la situación? ¿De qué manera? ¿Nos puedes dar algún ejemplo que haya sido evidente desde que empezamos el confinamiento?

En mi caso en mi aula siempre está presente el tema de las emociones, trabajamos a diario valores como la empatía, la resiliencia, la asertividad, por lo que imagino que todos ellos estarían presentes en estos momentos.

Creo que todos estamos teniendo mucha empatía, los profes nos ponemos en el lugar de los alumnos y los padres y viceversa.

Como ejemplo decir que la mayoría de los niños no se ha quejado en ningún momento de esta situación, simplemente se han resignado a vivir este momento con responsabilidad, obedeciendo las normas y dando lo mejor de ellos en cada instante.

 

Habitualmente en clase, la planificación y la improvisación juegan un papel clave. Si tuvieras que recomendar a alguien cómo vivir una situación tan desafiante a nivel profesional en el futuro... ¿qué le recomendarías? ¡Envíale un mensaje de apoyo! 

Dejarse llevar por la intuición, ponerse en el lugar de los demás, dar lo mejor de uno mismo, invertir horas formándose, aprendiendo una nueva forma de trabajar y sobre todo poner mucho cariño en todo lo que hagas.

 

Ahora nos gustaría que, para finalizar, formularas una pregunta a un docente de la Red de Centros ER. ¿Qué le preguntarías?

¿Qué cosas positivas has sacado de este confinamiento?