Los docentes habéis tenido que trabajar a contrarreloj por el cierre de las aulas y enfrentaros a un montón de interrogantes en esta situación de confinamiento... ¿Qué nuevos retos personales y metodológicos has afrontado en esta etapa de enseñanza a distancia?

Retos personales: Desacelerar mi ritmo de vida y disfrutar del aquí y ahora retomando diariamente mi práctica de Mindfulness de manera más exhaustiva. Tomarme la vida con más calma.

Reto metodológico: seguir manteniendo vínculo emocional con mi alumnado y acompañarlo emocional y académicamente en la distancia física. Sentirme cerca de ellos a pesar de la distancia

Cuéntanos alguna/s iniciativa/s creativa/s que has tenido que poner en marcha.

La actividad “Mellor na casa”, pero con calma”. Animo al alumnado a continuar con la práctica que realizábamos en el aula relacionadas con Mindfulness, heartfulness: prácticas que favorecen la atención, la calma, la amabilidad, la aceptación, ...

 

Esta situación inédita a nivel social nos ha demandado poner en juego lo que somos. ¿Qué aspectos emocionales del alumnado te han llamado más la atención? 

Su capacidad de adaptarse a las circunstancias y su espontaneidad.

Abriendo miras hacia la comunidad educativa, ¿cómo está siendo el papel de la familia? 

Las familias están viviendo sus propias circunstancias personales y laborales: cada familia es un mundo. Hay familias conscientes y otras inconscientes; Responsables e irresponsables, implicadas, desbordadas, ... No podemos generalizar.

 

Coméntanos alguna ventaja de esta situación excepcional que favorezca el proceso de aprendizaje y crecimiento personal del alumnado, de las familias y en ti mismo como docente. 

Hablaré de mi misma. Es una oportunidad para tomar consciencia de lo que es verdaderamente importante en la vida: las pequeñas cosas que antes no valorábamos y ahora nos parecen grandes. También de madurar intentando afrontar esta situación con paciencia e resiliencia

Las familias tienen la oportunidad (algunas al menos) de pasar más tiempo con sus hijos/as, de conocerlos y de acompañarlos/as.

Los niños/as tienen la oportunidad de ser fuertes y valientes y de poner a prueba sus superpoderes : de camaleón (adaptarse a las circunstancias). Tambien de valorar todas las cosas que hacian en el colegio , de valorar la libertad, los abrazos, el trabajo en grupo, los juegos...

 

El programa Educación Responsable trabaja el desarrollo emocional, social y creativo.  ¿Crees que estos aspectos están contribuyendo para afrontar la situación? ¿De qué manera? ¿Nos puedes dar algún ejemplo que haya sido evidente desde que empezamos el confinamiento?

YA he contestado anteriormente. Las herramientas emocionales ayudan mucho a la hora de afrontar la adversidad; el autoconocimiento y la conexión con uno mismo.

 

Habitualmente en clase, la planificación y la improvisación juegan un papel clave. Si tuvieras que recomendar a alguien cómo vivir una situación tan desafiante a nivel profesional en el futuro... ¿qué le recomendarías? ¡Envíale un mensaje de apoyo! 

Cuidate mucho, profe... Tú eres lo más importante.

Respira. Todo va a salir bien.

 

Ahora nos gustaría que, para finalizar, formularas una pregunta a un docente de la Red de Centros ER. ¿Qué le preguntarías? 

 ¿Qué cosas te roban la calma?