Los docentes habéis tenido que trabajar a contrarreloj por el cierre de las aulas y enfrentaros a un montón de interrogantes en esta situación de confinamiento... ¿Qué nuevos retos personales y metodológicos has afrontado en esta etapa de enseñanza a distancia?

Mi reto personal, ha sido el trabajar con las herramientas de las nuevas tecnologías, donde he tenido que ir ampliando con ayuda, mi campo de conocimiento de la informática.
La metodología se ha centrado sobre todo en los recursos tecnológicos entre otros, cada semana mando la programación semanal a las familias, al blog del cole y al grupo de difusión de madres que tengo.
Como la mayoría de mis madres (alumnado magrebí) no disponen de ordenador, el grupo de difusión es un gran recurso e interactúo cada día, explicando las actividades que aparecen en la programación mediante grabaciones realizadas con el software “OBS Studio”.

Cuéntanos alguna/s iniciativa/s creativa/s que has tenido que poner en marcha.

Mi principal objetivo en estos días de confinamiento al igual que en el cole, es conseguir que los niños y niñas sean felices, y así se lo hice llegar a las madres en nuestro grupo de difusión.
La interacción o comunicación entre las familias y niños/as la he considerado imprescindible, es importante que escuchen mi voz, que me vean cada día, … Necesito transmitirles que aún dentro de una situación no muy normal, intentaremos hacer cada una de las actividades que hacíamos en el cole.
Me mandan sus trabajos a nivel individual con fotos o audios y los comparto en el grupo de difusión, para que interactúen con sus trabajos y se motiven mediante el proceso de “feed-back”.
La valoración inmediata por mi parte de sus trabajos a través de audios o llamadas, les hace sentirse como si estuvieran en el cole y me responden siempre con palabras de agradecimiento.
La utilización del programa “OBS Studio” para poder interactuar con ellos cada día en el grupo de difusión de madres, está siendo muy gratificante.

 

Esta situación inédita a nivel social nos ha demandado poner en juego lo que somos. ¿Qué aspectos emocionales del alumnado te han llamado más la atención? 

Verlos a través de vídeos y escuchar sus voces mediante audios, con palabras tan bonitas como:
- Gracias Seño
- Un beso muy grande
- Te quiero mucho
- Un abrazo muy fuerte
- …
Me he sentido muy arropada con este tesoro de niños/as que tengo y al acabar el día, han sido los mensajes con los que me he ido quedando..

Abriendo miras hacia la comunidad educativa, ¿cómo está siendo el papel de la familia? 

La realidad es muy diversa en mi aula de tres años. De 14 niños/as, 9 son alumnado magrebí y es necesario a veces, realizar llamadas telefónicas a algunos de ellos, cuando observo que están algunos días sin interactuar en nuestro grupo de difusión.
Pero en general, hay que felicitarlas por el esfuerzo que están haciendo para que sus hijos/as sigan trabajando dentro de las oportunidades que les ofrece su casa.

 

Coméntanos alguna ventaja de esta situación excepcional que favorezca el proceso de aprendizaje y crecimiento personal del alumnado, de las familias y en ti mismo como docente. 

Parece increíble, pero es así, aún estando en la distancia la relación social y el trabajo cooperativo se ha visto favorecido ya que cada día nos vamos conociendo más. Están siguiendo mis orientaciones en la medida de sus posibilidades y no existen puntos de vista contradictorios. Está existiendo mucha más comunicación activa con la familia que cuando estábamos en el cole.
Trabajamos en equipo y teniendo presente el aquí y el ahora, con programaciones flexibles donde se puede añadir, modificar, …, y jugando con el tiempo a nuestro favor, para no caer en la ansiedad o en el estrés. Entre la familia y yo está existiendo en esta época de confinamiento un gran hilo conductor, para poder poner en marcha nuestra escuela virtual.

 

El programa Educación Responsable trabaja el desarrollo emocional, social y creativo.  ¿Crees que estos aspectos están contribuyendo para afrontar la situación? ¿De qué manera? ¿Nos puedes dar algún ejemplo que haya sido evidente desde que empezamos el confinamiento?

Sin duda alguna sí.
Durante los primeros días de confinamiento, interactué en el grupo de difusión de madres, con un vídeo narrando el cuento “Nadarín”, tan importante para que puedan ir dejando de lado los niños/as sus miedos. También les recordé en el vídeo la necesidad de tomar conciencia de la respiración en diferentes momentos del día, de hacer “Mindfulness”, el crear su propio rincón del bienestar, de la calma o de los secretos, de confeccionar el bote de la calma, … Cada martes envío un enlace de algún cuento o un audio para que lo escuchen, y les  digo que me dibujen el cuento, y una carita al lado con la emoción que han sentido.
Todos los viernes les mando la actividad que lleva por título “Pasillos llenos de abrazos”, ya que favorece la expresión emocional no verbal, nos ayuda a comunicarnos sin palabras.
Los jueves trabajamos la educación artística y están elaborando “La Caja Atrapamiedos” y aprovechamos el momento para que expresen sus miedos y los vayan dejando poco a poco de lado.

 

Habitualmente en clase, la planificación y la improvisación juegan un papel clave. Si tuvieras que recomendar a alguien cómo vivir una situación tan desafiante a nivel profesional en el futuro... ¿qué le recomendarías? ¡Envíale un mensaje de apoyo! 

Es verdad, que hay momentos difíciles que vienen, pero no olvides que también pasan. Las cosas no hay que verlas como suceden, sino como nosotros/as queremos que sean. Recuerda siempre frases tan bonitas como
“Puedo y lo voy a conseguir”, “Vamos a dejar de lado los miedos, el odio y el rencor”.
La felicidad depende de nosotros/as. Mucho ánimo, si me necesitas llámame, no lo dudes.

 

Ahora nos gustaría que, para finalizar, formularas una pregunta a un docente de la Red de Centros ER. ¿Qué le preguntarías? 

Durante este confinamiento algunas madres me han enviado mensajes indicándome que sienten miedo a que sus hijos/as vuelvan a las aulas con mascarillas, espacios limitados, mamparas, …, a que se estén perdiendo las vivencias que les puede ofrecer su infancia.


¿Qué recursos podemos ofrecerles a las madres para que poco a poco vayan dejando de lado sus miedos?

 

Un abrazo muy fuerte para todos/as, y me despido con una fotografía de la narración del cuento “Hansel y Gretel” que hice a mis niños/as en el cole para el trabajo del autocontrol, y que me traen recuerdos muy bonitos.