GEOMETRÍA Y EMOCIONES

 

Una manera de integrar las emociones aprendiendo geometría, una experiencia del Colegio de Fomento El Prado (Madrid).

A estas alturas del curso casi todos los maestros y maestras de primaria estamos llegando a la parte de geometría en nuestras programaciones de matemáticas.

 

 

El trabajo manipulativo logra que todos los niños y niñas visualicen las figuras geométricas, y de esa manera lleguen a comprender conceptos algo más complicados.

Se nos ocurrió una manera muy sencilla de introducir el reconocimiento de sus emociones,  aprovechando los materiales para construir las figuras geométricas. Elaboraron un hexaedro con las caras de las emociones. Ellos mismos inventaron las reglas del juego, donde ganaban puntos aquellos a los que se les ocurría poner ejemplos de situaciones en las que sentían la emoción que aparecía tirando el dado de las emociones.

¡Lo pasamos genial!