VIVIR CON ENTUSIASMO 

El pasado 4 de junio, en la III Reunión de Red de Centros Educación Responsable online, tuvimos la oportunidad de contar son un invitado especial: Víctor Küppers, quien con su entusiasmo y mensaje motivador ofreció algunas claves para afrontar esta situación, sacando lo mejor de nosotros mismos y agradeciendo la labor tan fantástica del profesorado.

Entre estas claves, Küppers hizo hincapié en la importancia de rescatar obvio de nuestro día a día y comenzó hablando de la calidad humana

“Las personas que te conocen, te quieren, te aprecian y te valoran por tu forma de ser, y todas las personas fantásticas tienen una forma de ser fantástica” 

“Nos gustan las buenas personas, pero en el sentido más digno de la palabra, las honestas, íntegras, que ayudan a las demás, son educadas, generosas, tolerantes, respetuosas, agradables… Nos gusta la gente normal, lo que pasa es que en el día a día, las urgencias, nos provocan mal humor, nos hacen ser intolerantes, quejicas… pero cuando la vida nos da un golpe, sale nuestra esencia, y nos damos cuenta de las cosas.“

Haciendo referencia a la situación que estamos viviendo en la actualidad y la forma tan asombrosa de llevarlo por parte de colectivos como el personal sanitario o el profesorado, que, con su generosidad y esfuerzo, han conseguido impactarnos, gracias a su calidad humana.

Recalcó la figura del docente, ya que la calidad humana, el ser buenas personas, se hace desde pequeños y en eso juega un papel fundamental el profesor. También nos habló de la importancia de establecer hábitos, ya que los hábitos forman el comportamiento y este lo que somos, los hábitos formulan nuestra vida.  

“En la vida, las personas que tienen éxito o un impacto significativo sobre los demás, no son las más inteligentes o las que tienen mayores capacidades, son las que tienen unos hábitos fantásticos que aplican cada día, independientemente de si les apetece o no. Nuestros hábitos forman el comportamiento y eso es como somos. Cada uno es como quiere ser.

Por ello nos invita a pensar en qué hábitos queremos incorporar en nuestro día a día para definirnos y nos recomienda dos:

1. El hábito de entender que no lo controlamos todo. 

Víctor Küppers nos anima a centrar nuestra tención en aquellas cosas que podemos controlar, porque si nos quedamos en aquello que no controlamos, nos quedaremos estancados en la queja o el desánimo. Para ello, emplea la cita del autor Victor Frankl que dice:

“No elegimos las circunstancias, pero si la forma de reaccionar a ellas.”

Y es que, como explica Küppers:

Los seres humanos tenemos la capacidad de decidir nuestra reacción. Podemos elegir una respuesta más constructiva, buscar dentro de nosotros las capacidades y fortalezas. Y cómo salga cada uno de nosotros de esta situación, dependerá en gran medida de cómo hemos elegido afrontarla. El desánimo no es la única alternativa, las emociones hay que experimentarlas, pero luego gestionarlas.

”El siguiente hábito que nos anima a seguir es el de ser positivos. 

2. El hábito de ser positivos. 

Victor Küppers anima a ser positivos, intentar cambiar nuestra mente para pensar en aquello que tenemos y podemos agradecer cada día, con sus propias palabras:

“Sacamos lo mejor cuando estamos animados. Con alegría, motivación e ilusiones, sacas lo mejor que llevas dentro. El problema es que cuando uno está desanimado, ve lo peor, lo ve todo difícil y saca lo peor que lleva dentro. 

La diferencia entre el tú en su mejor versión y el tú en tu peor versión es tu estado de ánimo. Por eso hay que esforzarse para cuidar el ánimo. Debemos esforzarnos para cuidar el ánimo, porque hay muchos motivos para desanimarnos.“

Y además del ánimo, también comparte la importancia de entrenar los pensamientos, para llevarlos hacia lo positivo:

“La Psicología Positiva no dice que no podamos estar tristes. Lo que dice es que lo que nunca podemos es perder el ánimo, porque pierdes el ánimo, dejas de luchar. Para estar animado, hay que obligarse a pensar en positivo. Porque si dejas la cabeza libre, tiene tendencia a ver los problemas, está diseñada para esto. Hay que obligarse a pensar en positivo, tenemos que entrenar el hábito de pensar en positivo."

Y, por último, ante las situaciones difíciles, el desgaste no es solo emocional, también físico, y por ello nos recomienda cuidarnos: pasear por la naturaleza, quedar con amigos que nos hagan reír, escuchar música… en resumen, cuidarse por dentro y por fuera.“

"Hay situaciones que nos cambian y esta es una de ellas. No la sociedad, pero si cada uno de nosotros aprovechar para pensar y sacar alguna conclusión e intentar ser mejores y para ello necesitamos incorporar estos dos hábitos”

Para terminar, de nuevo valora el esfuerzo tan admirable que todos los docentes están realizando:

“Toda mi admiración por el trabajo tan importante que hacéis los docentes y lo bien que lo hacéis. La sociedad se cambia con la educación”