"La tarrina mandarina" es la revista-objeto del IES Recesvinto 

¿Y si el afán por construir cosas nuevas dieran resultados sorprendenten? Desde el IES Recesvinto en Venta de Baños, Palencia (Castilla y Le´ón) nos presentan su revista escolar. 

Se trata de una publicación anual que abarca muy diversos contenidos entorno al aprendizaje y creación del alumnado de educación secundaria obligatoria durante cada curso escolar. Se relaciona con todas las materias que trabaja el alumnado y viene inspirada por el trabajo, entre otros, del programa Educación Responsable en sus aulas. 

Cada edición contiene 380 ejemplares gratuitos dedicados a un sentimiento o emoción particular.

¿POR QUÉ UNA REVISTA OBJETO?

Sin lugar a duda estamos viviendo una época en la cual el fenómeno de la lectura está experimentando una acentuada mutación, de ejecutarse casi exclusivamente en un formato analógico y tradicional soportado en papel, en el fondo pasta de madera laminada, a efectuarse sobre una pluralidad de superficies, muchas de ellas encuadradas en la categoría de “pantallas”, paneles más o menos iluminados. Los fenómenos antropológicos, sociales y desde luego educativos o emocionales ligados a tan brusco cambio no son en absoluto desdeñables.

En los años 60, en el seno del grupo artístico-poético llamado FLUXUS, de fuerte impronta Dadá y Surrealista, paralelamente al desarrollo de los mass-media, televisión y vídeo incipientes, surge la idea de una revista objetual que obligue a leer de “otra” manera, acaso más física o corporal.

La irrupción de las revistas-objeto en el mundo educativo está sin embargo aún “en pañales”. Tal vez en el IES “Recesvinto” hemos sido algo pioneros en este ámbito.

 

¿Y si una revista se pudiera comer? 

2017. EL HUMOR

Una revista en forma de recipiente que contiene ingredientes intelectuales, emotivos, estéticos, ... 

En el primer número quisimos apostar por la idea de juego y de HUMOR, para empezar con una emoción predominantemente alegre, aunque haya también humor trágico. Una alumna colaboradora encontró un nombre estupendo y que entroncaba con la herencia Dadá de FLUXUS, por ello adoptamos “La Tarrina mandarina”. Nada más humorístico que, obviando toda metáfora, optar siempre por la literalidad en todo concepto o interacción social. Eso hicimos; diseñando una tarrina para merendar una mandarina con cuchillo, servilleta naranja y un mantel-revista desplegable. Sólo faltaba la mandarina.

 

 

¿Y si una revista se puediera beber?

2018. LA NOSTALGIA

En la segunda edición quisimos continuar explorando las luces y sombras de nuestra época a través de los sentimientos sociales que nos rodean, los cuales también conforman el mundo escolar. Si hace décadas el Futuro era un paraje deseado de naves espaciales y alimentos super-biónicos, hoy ha quedado como un paraje en ruinas, así que la gente suele refugiarse en el pasado, y así aparece la epidemia de NOSTALGIA que todos padecemos. Este refugio en el ayer sin duda tiene cosas buenas, pues ayuda a conservar y mantener lo existente, pero a veces adopta tintes fanáticos y peligrosos. ¡Qué mejor formato que una botella de náufrago, tal y como sugirió un alumno colaborador!

No se nos olvida cómo en esta segunda edición, mucho más organizados ya, conformamos un equipo de redacción cerrado dentro del IES “Recesvinto” compuesto por tres alumnos. Concurrimos a los premios de experimentación e innovación educativa de la Junta de Castilla y León, obteniendo el premio en la modalidad de ESO:

 

 

 

¿Y si con una revista se pudiera jugar, pintar, celebrar, ...?

2019. LA FELICIDAD

En la tercera edición quisimos tocar un sentimiento tan deseable como huidizo: la FELICIDAD. Durante los últimos tiempos hemos asistido a un mercadeo deshonesto con la Felicidad, trasladándose a cada individuo el mandato de sentirse dichoso. Sin duda la felicidad tiene un componente de responsabilidad personal, nadie lo niega; pero también algo que siempre se nos escapa. A veces cerramos la puerta y ella se escapa por la ventana; cuando, apenados, observamos su lejano revolotear entra sigilosamente por la puerta entreabierta y se escurre de nuevo hacia nuestros corazones. Tal vez el mejor formato fuera una especie de cucurucho de sorpresas que contiene confeti, caramelos, y que estalla ante nuestros ojos, pero luego queda abierto, feo. Así es la felicidad, nunca un “no va más” continuo sino la emoción bella de un momento.

 

 

 

Y ahora... ¡a degustarla digitalmente!

Si quieres... haz clic aquí.

 

Carmen Ortega y José Luis Viñas

Directora y Coordinador ER, respectivamente, del IES Recesvinto. Venta de Baños, Palencia. Castilla y León.