El final lo decido yo

Un proyecto educativo gratuito que empodera y desarrolla la creatividad

Decía Ken Robinson que “La creatividad es tan importante como la alfabetización”. Y es que pocas cosas hay en el mundo de la educación más trascendentes que fortalecer la autoestima de un niño e incentivar su creatividad. Ambas cualidades son auténticos pilares en la formación de personas resilientes, valientes y versátiles, características todas ellas de incalculable valor en los tiempos que corren.

De ese lugar surge Historias del Reino de Baram, una iniciativa que comenzó cuando, hace un par de años decidí involucrar a mis hijos en mi nuevo proyecto literario ofreciéndoles relatos inacabados y retándoles a escribir un final. Más tarde compartí la iniciativa con su centro educativo, el colegio GSD Las Rozas, quien decidió llevarlo a las aulas para, posteriormente, publicar un libro conjunto y destinar todos los beneficios a ACNUR.

La experiencia fue tan enriquecedora que el proyecto se ha convertido en una plataforma a disposición de cualquier centro educativo. Bajo el lema El final lo decido yo se encuentra un proyecto enfocado a desarrollar el hemisferio derecho del cerebro permitiendo a los alumnos desarrollar su creatividad, pero sobre todo orientado a empoderar y fortalecer su autoestima con un trabajo tan simbólico como el de decidir el final de un cuento.

Historias del Reino de Baram se compone de nueve relatos inacabados cuyas temáticas conectan con la diversidad, la autoestima, la tolerancia, el respeto… La propuesta consiste en compartir la lectura con los alumnos dejándoles que elijan aquel con el que se sientan más identificados para luego invitarles a la escritura de un final, a realizar un dibujo, o a hacer ambas cosas. El premio es sumamente motivador para los alumnos: ser coautores de un libro. Con los trabajos recibidos, posteriormente se maqueta un libro y se destinan todos los beneficios a la ONG que elija cada centro.

El proyecto es totalmente gratuito y tremendamente versátil, pudiendo adaptarse a las características de cada centro en edades, número de alumnos y contenidos e incorpora una guía didáctica. Además, puede implementarse en español o en inglés, permitiendo así desarrollar destrezas en un segundo idioma. También dispone de algunos relatos adaptados a lectura fácil y pictogramas para que un mayor número de alumnos puedan beneficiarse del proyecto.

Es importante mencionar que hemos adaptado el proyecto a la etapa actual que estamos atravesando en nuestra sociedad. Así, la dinámica del mismo puede ser realizada de manera presencial en el aula, o de manera online, adaptándose fácilmente a las necesidades de cada centro. Adicionalmente, he incluido un nuevo relato en la plataforma en el que una plaga amenaza el territorio de Baram, ofreciendo así una herramienta de gestión emocional para que los peques conecten con sus propias vivencias a lo largo de la pandemia y, por supuesto, decidan su final.

Los beneficios ya han sido demostrados en más de 5.000 niños que han interactuado con sus historias en numerosos centros educativos y la experiencia ha salido de nuestras fronteras. El proyecto se está implementando en Chile, Camboya, Bali y próximamente comenzará en Kenia. Hasta la fecha ha generado más de 10.000€ que se han repartido en distintas ONGs.

Muchas veces me preguntan si entre tal cantidad de relatos se suelen repetir los finales, y esa es otra de las lecciones que nos deja el proyecto. No hay dos finales iguales y, seguramente, nunca los habrá. Por más que en ocasiones puedan coincidir algunas ideas sobre el desenlace, los matices del texto, los personajes, lo que describe cada peque y la emoción con la que lo escriben hacen de su final algo totalmente único. Sin duda, ese es uno de los elementos mágicos del proyecto. El otro es ver la cara de los niños firmando ejemplares de su propio libro.

Si quieres llevar el proyecto a tu aula, puedes encontrar información adicional en la página web o mandar un mail a baram@pedrovaquero.com

Sobre el autor:

Pedro Vaquero es Master en Programación Neurolingüística y profesor del programa de Autoconocimiento, Desarrollo Personal y Liderazgo en valores de LaAkademia. Tiene 4 libros publicados y actualmente genera contenidos con fines educativos poniendo el foco en empoderar a colectivos vulnerables. Su último libro, Bubo, es un álbum ilustrado para desarrollar la inteligencia emocional en los más pequeños que se acompaña de una banda sonora compuesta para la historia y de un kit táctil que permiten al niño conectar con las emociones desde los planos auditivo, visual y kinestésico. Se acompaña de una App con juegos y fichas de las emociones y de una guía didáctica basada en el modelo de las inteligencias múltiples de Gardner.